jueves, 26 de agosto de 2010

Opel Ampera

El mes pasado os hablaba de un coche eléctrico de baterías, el Nissan Leaf, y en esta ocasión hablaré de un coche eléctrico de autonomía extendida (para más información podeis leer el artículo sobre coches eléctricos).


El Opel Ampera se mueve gracias a un motor eléctrico y unas baterías de iones de litio, sin embargo también tiene un pequeño motor de gasolina y un depósito de combustible, de modo que cuando la baterías se descargan entra en funcionamiento el motor de gasolina para generar electricidad, y que siga funcionando el motor eléctrico (y se recarguen las baterías con el exceso de energía eléctrica generada, si lo hay), evitando la urgencia de tener que buscar un punto de recarga o evitar quedarse tirado en mitad de un viaje largo.  El motor térmico no está conectado a la transmisión y no propulsa al coche directamente. Algunos suelen considerar a este tipo de coches un tipo más de híbridos, aunque realmente no lo son.


El Opel Ampera es prácticamente el mismo coche que el Chevrolet Volt (grupo General Motors) y simplemente se han personalizado faros, parrilla, paragolpes y llantas (así como el emblema del volante y las tapicerías) para Opel (o Vauxhall en el Reino Unido). El Chevrolet Volt se fabrica en USA (y se entregarán las primeras unidades a finales de este año), se puede reservar ya (aquí podeis ver los precios en USA; el precio recomendado es de 41.000 dólares, unos 30.500 euros, descontando la subvención del Estado federal de 7.500 dólares, se queda en unos 25.000 euros al cambio). En Europa, en principio, se venderá sólo el Opel Ampera, según el país a finales de 2011 o principios de 2012.
ACTUALIZACIÓN (12 Noviembre 2010): Se ha anunciado el precio del Opel Ampera en España, será de 42.900 euros (IVA 18% incluído), estará disponible en el último trimestre de 2011, se puede reservar ya. Con las actuales ayudas del Estado para la compra de coches eléctricos (IDAE proyecto Movele) tendría derecho a una subvención de 7.000 euros (sobre el precio sin impuestos, 36.355 euros), con lo que el precio final subvencionado sería de aproximadamente 34.639 euros, más caro que un Volt en USA y más caro que el Nissan Leaf (unos 30.000 euros).





El Opel Ampera es una berlina de 4,50 m de longitud, 5 puertas (tiene portón en el maletero, de 301 l de capacidad) y cuatro plazas (sólo hay dos plazas traseras porque las baterías recrecen el túnel central y dejan sin espacio al asiento central).




El motor eléctrico tiene 111 KW (aproximadamente 150 CV) y un par constante de 370 Nm, alcanza una velocidad máxima de 161 Km/h y acelera de 0 a 100 Km/h en unos 9 s. La transmisión, como es lógico en un coche eléctrico, es "automática". El motor de gasolina es un 1.4 l de 82 CV de potencia (4 cilindros, 16 válvulas, distribución variable) y hace funcionar un generador eléctrico de 55 KW para recargar las baterías. Cuando sólo funciona el motor eléctrico el coche es muy silencioso, cuando funciona también el motor de gasolina (en principio a un régimen constante de revoluciones, se percibe más ruido, pero no es molesto (sí se percibe ruidoso si se solicita mucha potencia y el pequeño motor térmico se ve obligado a girar a un régimen alto, al menos en las unidades de preproducción que circulan ya en pruebas por Europa).





Las baterías de iones de litio del coche tienen una capacidad de 16 KWh (pesan 198 Kg), sin embargo, para alargar la vida útil de las mismas (250.000 Km, unos 10 años) nunca se cargan o se descargan completamente (en principio se recargan hasta un 80% y se descargan hasta el 30%, o en caso extremo hasta el 15%). Por lo que la capacidad útil es de 8 KWh y según el fabricante permite tener una autonomía en modo exclusivamente eléctrico de  unos 60 Km (incluso cerca de 65 ó 70 Km según las circunstancias). Los frenos son regenerativos y ayudan a recargar ligeramente las baterías en las frenadas. Se recargan en una toma de corriente de 230 V en unas 3 horas. Cuando la carga de las baterías llega al 30% arranca el motor térmico para mover el generador eléctrico, de este modo el coche puede seguir funcionando unos 500 Km más (esto está muy bien para todos aquellos que tengan miedo de quedarse tirados en mitad de una carretera).




De todos modos, y aunque General Motors no lo ha aclarado aún, la potencia y aceleración de la que dispone el coche cuando las baterías se han agotado, y el motor de gasolina es el que aporta la energía eléctrica, es probable que sea menor. Aunque poco más de 60 Km pueda parecer poca autonomía eléctrica, hay que pensar que en los desplazamientos diarios al trabajo, colegio o compras, no se suelen hacer demasiados kilómetros, y además podemos recargar el coche mientras estamos en el trabajo o en un centro comercial, por lo que la mayoría de los días no será necesario que entre en funcionamiento el motor de gasolina. No está muy claro que consumo equivalente de combustible (gasolina 95 octanos) tiene el coche, dependerá del uso que se le dé, pero se ha hablado de aproximadamente 1,6 l/100 Km (según cifras del fabricante, combinando autonomía eléctrica, mayoritariamente, y gasolina, y aún sin homologar); en modo exclusivamente térmico el consumo se eleva notablemente (si el depósito de combustible es de 35 litros y da una autonomía de 500 Km, resulta un consumo de 7 l/100Km).












No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...