jueves, 10 de marzo de 2011

Balance del sistema eléctrico español en 2010

Ya que se está hablando tanto de energía estos últimos días, me parece interesante ver que tal le ha ido al sistema eléctrico español en el año 2010. Y aunque todavía no se ha publicado el informe definitivo correspondiente a 2010, REE (Red Eléctrica de España) ha colgado en su web el avance del informe (con todos los datos del 2010 hasta el 21 de diciembre)[pdf].

Un año más (y esto es así desde el 2005) el balance energético final, entre la generación de electricidad y el consumo, lanza un saldo neto exportador, es decir, en 2010 España ha generado más energía eléctrica de la que ha consumido (y eso a pesar de que la demanda aumentó un 2,9%, corregidos los efectos de la laboralidad y la temperatura). En abril de 2010 os hablé de que no compramos energía eléctrica a Francia, pues bien, durante todo 2010 el saldo neto de los intercambios con Francia ha sido exportador, y no solo este, el saldo con el resto de países con los que España tiene intercambios también. Es decir, el exceso de energía eléctrica generada en España se ha vendido a Francia, Portugal, Andorra y Marruecos. Por tanto: no solo no compramos electricidad (nuclear) a Francia (como dicen algunos) sino que le vendemos electricidad (renovable).


Respecto a la cobertura de la demanda anual (proporción de cada uno de los sistemas de generación de energía eléctrica del mix energético) los resultados en 2010 han sido los siguientes (entre paréntesis aparecen los datos de 2009 para poder comparar): Nuclear 21% (19%), Hidráulica 14% (9%), Eólica 16% (14%), Solar 2% (2,5%), Resto Régimen Especial 15%, de los que Cogeneración es el 12% y Otras renovables, como la biomasa, es el 3% (13,5%), Carbón 8% (12%), Fuel 1% (1%), Ciclo combinado de Gas 23% (29%). 

[Sistema peninsular]

Los datos son claramente más positivos que en 2009, las energías renovables suponen el 35% de la energía eléctrica consumida, la energía hidráulica aumenta gracias a  que el año ha sido bastante lluvioso (las reservas de agua en los embalses han aumentado) y los sistemas de generación mediante carbón y gas han disminuido notablemente respecto a 2009 (un 34% y un 17%). La energía nuclear se muestra tan estable y constante como acostumbra e incluso mejora ligeramente su aportación al sistema. El sistema eléctrico español ha reducido en 2010 su dependencia energética del exterior. Más renovables y menos combustibles fósiles han contribuido a reducir las emisiones de CO2 del sistema eléctrico un 20% respecto de 2009 (y en 2009 ya había reducido sus emisiones un 21% respecto de 2008). No debemos olvidar que España firmó en 1997 el Protocolo de Kioto, y se comprometió a que sus emisiones en 2012 fueran como máximo un 15% superiores a las de 1990 (el año base). Y además de lo necesario que es controlar las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero de origen antropogénico, para contener el calentamiento global, no debemos olvidar tampoco que exceder el límite significa gastar cientos de millones de euros en multas. Sin embargo en 2010 solo se instalaron 1.094 MW eólicos y 540 MW solares y es probable que en 2011 se instalen aún menos debido al recorte en las subvenciones a las renovables (esperemos que los resultados de 2011 no empeoren los de 2010).

El sector eléctrico avanza por el buen camino, pero en el sector transporte (incluidos los coches particulares) y en el sector edificación (incluido el gas para las calefacciones y agua caliente) seguimos siendo excesivamente dependientes, energéticamente hablando, del exterior (el petróleo, para gasolina y gasóleo, y el gas debemos importarlos), y apenas se reducen emisiones (por ejemplo en el sector transporte solo una reducción del 1,5% en los 8 primeros meses de 2010), por lo que es en estos dos sectores donde hay que actuar con decisión y no queda otra más que reducir el consumo.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...