domingo, 22 de agosto de 2010

Ceuta y Melilla

En las últimas semanas hemos visto en los medios que hay ciertas tensiones en la frontera entre España y Marruecos en la ciudad de Melilla, parece ser que simplemente por parte de ciertas asociaciones ciudadanas y no por el gobierno de Marruecos, motivadas, presúntamente, por la actuación en ocasiones abusiva, de la policía nacional española: hemos visto protestas marroquíes en la frontera y bloqueos en la entrada de mercancías a España por tierra y de nuevo se volvió a oir la repetida reivindicación de que Ceuta y Melilla son Marruecos.


Y como los medios de información (en general, siempre hay excepciones) parecen estar más interesados en otras tareas que en informar (y por supuesto hacerlo con rigor, corrección y veracidad) me decidí a investigar un poco acerca de esta última cuestión (porque del tema de la policía nacional no tengo nada que decir, se investigará, y si ha habido algún tipo de abuso se tomarán las medidas sancionadoras que recoja la Ley).


Lo primero que debo reconocer es que en la enseñanza general (básica y media) estudiamos más bien poca historia (ya, ya, a muchos les parece un tanto aburrida) y encima con los años se nos olvida lo poco que habíamos aprendido. Así que a leer un poco. No quiero extenderme demasiado en cuestiones históricas (no soy experto historiador) así que voy a intentar resumir muy sintéticamente la historia de Ceuta y Melilla respecto de España (para los que quieran profundizar más, pueden leer los artículos de la wikipedia, (Ceuta, Melilla) o la Espasa).


Aún con diferencias, la historia de estas dos ciudades es bastante similar. Su origen es fenicio (como el de otras ciudades del sur y levante de la península ibérica), allá por el siglo VII a.C. y han tenido casi siempre cierto carácter de casi-ciudades-estado independientes. Después de los fenicios vinieron griegos y cartagineses, para finalmente llegar el Imperio Romano (como toda la península ibérica, Hispania). Más tarde llegarían los vándalos y los visigodos (de nuevo como en el resto de la península) y a finales del siglo VII los árabes (musulmanes) (que también conquistaron casi toda España a principios del VIII). Toda la península fue reconquistada poco a poco (la reconquista comenzó en Asturias en el 722, en la batalla de Covandonga, liderada por Don Pelayo) por los herederos de los reinos visigodos de la península ibérica (cristianos) hasta finales del siglo XV. En 1415 el Reino de Portugal reconquista Ceuta, y en 1497 el Ducado de Medina Sidonia (ducado del Reino de España) reconquista Melilla (siendo propiamente de la Corona Española desde 1556).
 


En 1580 Portugal se integra en el Reino de España (y por tanto también Ceuta. Sin embargo en 1640 el Reino de Portugal se secesiona de España, pero Ceuta, independiente, decide mantenerse bajo la soberanía del Reino de España (y por tratado, desde 1668, Portugal reconoció dicha soberanía). Desde entonces ambas ciudades han formado parte de manera ininterrumpida de España, a pesar de haber sufrido en múltiples ocasiones el asedio árabe. Ya en 1694 Ceuta es asediada (e incluso en 1704 las mismas tropas angloholandesas que tomaron Gibraltar, en apoyo del aspirante Carlos en la Guerra de Sucesión española, intentan tomar la ciudad). Melilla permaneció algo más tranquila que Ceuta, pero en 1774 también empezó a sufrir asedios. Tantos fueron como para que en 1859 el Reino de España declarara la guerra al sultanato de Marruecos (La Guerra de África). En 1860 la guerra finalizó con la victoria de España y se firmó el Tratado de Wad-Ras, en el que, entre otras cosas, se estipulan los límites fronterizos actuales de ambas ciudades, con una franja neutral de 500 m de anchura entre el límite español y el límite marroquí.




A la vista de todo esto, que Marruecos insista en que Ceuta y Melilla son marroquíes tiene el mismo valor que pedir que Sevilla, Toledo o León también lo sean porque en un tiempo fueron ocupadas por musulmanes, o incluso que Italia reclame toda España y Portugal, porque también en un tiempo pertenecieron al Imperio Romano. En fín, es un sinsentido.

Por cierto, en esta ortofoto reciente, de google maps, se puede ver el límite fronterizo español (una doble valla) entre España y Marruecos, en Melilla (comparar con la imagen superior). Yo no tengo muy claro que Marruecos esté respetando la franja de 500 m neutrales (que en todo caso, si se decidiera aprovecharlos, corresponderían 250 m a cada país).







No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...