viernes, 6 de agosto de 2010

Trencadís

Trencadís es un tipo de mosaico de teselas irregulares resultado de romper (a mano si es un trencadís artesanal) en pedazos más pequeños baldosas cerámicas esmaltadas y colocarlas sobre mortero de cal fresco (y hoy en día mortero de cemento blanco) con distinta intención estética (en ocasiones colocadas aleatoriamente, otras por cromatismo).


Fue el arquitecto Antonio Gaudí, indudable figura destacada de la Arquitectura modernista (o Art Nouveau) de finales del siglo XIX y principios del XX, el primero en proponer este tipo de mosaico en sus obras (hasta el momento inédito) siendo su colaborador José María Jujol el que más se ocupó de su aplicación. 



Esta técnica nació fundamentalmente por dos cuestiones eminentemente prácticas (no obviando esto la creatividad y originalidad del arquitecto, capaz de reinterpretar la tradición mediterránea del mosaico): la primera poder revestir superficies curvas y sinuosas (y a veces irregulares) con cerámica, no pudiendo emplear directamente las piezas planas disponibles enteras y recurrir por tanto a partirlas en fragmentos (en el llamador de la entrada a la finca Güell, hoy parque, en la Avenida de Pedralbes, en Barcelona, fue donde utilizó el trencadís por primera vez); la segunda poder aprovechar piezas de rechazo defectuosas de la fábrica de cerámica Pujol i Bauis (popularmente conocida como La Rajoleta) así como otras piezas rotas de cerámica (platos y tazas) procedentes de otras fábricas. 









Hoy en día cierto arquitecto valenciano opta muy habitualmente por este tipo de revestimiento en sus obras, y también se ha desarrollado cierta corriente de decoración interior que recurre al trencadís como revestimiento para paramentos en baños y otros espacios, habiendo incluso empresas especializadas en la fabricación  industrializada (los fragmentos vienen montados sobre mallas) de este producto (véase esta o esta otra).


Cada cual tiene sus gustos, y esta forma de revestimiento podrá agradarle más o menos, de todos modos creo que cada material y técnica constructiva tiene su momento y su lugar, pienso que en algunas circunstancias (para ciertas aplicaciones) no son aconsejables ciertas técnicas y creo también que, como en todo, el exceso y sobreuso tampoco son producentes. El resultado, me temo, no siempre es todo lo acertado que se desearía.







1 comentario:

Lalo dijo...

Soy un entusiasta del arte y el mosaico, gracias por la publicación. De paso recomendarles un artista del mosaico en trencadís en Barcelona, realiza unos retratos fantásticos, obras reproducción de Gaudy, muebles etc. Su nobre es Josep Zorrilla, pueden ver sus trabajos en su pagina de facebook, busquenlo por JZ Mosaics.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...