martes, 31 de agosto de 2010

ESP

El ESP (Programa Electrónico de Estabilidad) o simplemente Control de Estabilidad (que también se llama, según las diferentes marcas, VDC, VSC, DSC, etc.) es un sistema electrónico de seguridad activa que suele venir de serie en muchos coches, aunque todavía es opcional en otros.


Fue desarrollado por Mercedes-Benz y Bosch. Funciona en sinergia con el sistema antibloqueo de frenos (ABS), con el sistema de distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD) y con el sistema de control de tracción (ASR o TCS). El ESP detecta mediante una serie de sensores el sobreviraje del coche (que se va de atrás) o el subviraje del coche (que se va de delante) respecto de la trayectoria correcta que este debería llevar y actúa frenando selectivamente alguna de las cuatro ruedas para corregir la trayectoria, por lo que, dentro de los límites de la física, ayuda a mejorar el comportamiento del coche, y que este sea más estable.


Hace unos días encontré este vídeo en el que se puede ver una prueba realizada por el ADAC (el club automovilista alemán, algo así como el RACE aquí en España) en la que se compara el comportamiento de un mismo coche, con y sin control de estabilidad (en este caso en concreto, el de unas pequeñas furgonetas de uso mixto (pueden ser de pasajeros o de carga) de Peugeot, Citroën y Fiat (Bipper, Nemo y Fiorino, respectivamente). Son el mismo vehículo, aunque se personalicen ligeramente en cada marca.


La prueba es la conocida como "prueba del alce" que consiste en esquivar rápidamente (y a una velocidad alta, unos 90 Km/h), con un volantazo a izquierda y luego a derecha, un obstáculo delante de la trayectoria que sigue el vehículo, como si se tratase de esquivar un animal (un alce por ejemplo) que nos encontrásemos repentinamente en la carretera. La prueba es bastante exigente y extrema, y se realiza en circuito cerrado, el riesgo de vuelco es alto, así que no os recomiendo que la probeis en ningún caso.

Os dejo con el vídeo, la diferencia entre realizar la maniobra de esquivo con ESP y sin ESP es sorprendente, así que no hay duda de que invertir en equipar un coche con más sistemas de seguridad es recomendabilísimo. Por supuesto, una conducción responsable y prudente es la mejor medida para conducir con seguridad.










No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...