sábado, 29 de enero de 2011

Gnocchi de patata

A mi amiga Tam y a mí nos encantan los ñoquis (gnocchi) de patata a la boloñesa (con un poco de queso parmesano por encima). Acostumbrábamos a comerlos en cierto restaurante italiano; si después de los ñoquis nos tomábamos un pana cotta de frutos rojos de postre (una especie de flan de nata), la comida entonces no podía ser más rendonda. Es una lástima que los retiraran de la carta (estaban buenísimos). 


Los gnocchi son un tipo de pasta fresca italiana donde se mezcla la harina de trigo con otro ingrediente más, como puede ser patata (pero podría ser plátano, canela, castañas, queso, calabaza ...); hay bastantes variaciones según la zona. Gnocchi significa bollo o grumo, por la forma que se le da a la pasta de pequeñas "bolitas". Es una pasta suave, tierna, untuosa, muy agradable al paladar. Se pueden acompañar de diferentes salsas (de mantequilla y queso es bastante habitual), y una de ellas es la salsa boloñesa (básicamente tomate y carne). Los gnocchi de patata son muy tradicionales en el norte de Italia (más concretamente en torno a Verona).

Durante un tiempo hemos buscado ñoquis de patata que no fueran demasiado caros y a la vez no desilusionaran al paladar. Hace unas semanas encontré en Hipercor, en la sección de refrigerados, estos gnocchetti (ñoquis un poco más pequeños) de patata frescos. Vaya, resulta que no están mal. Por cierto se cuecen en nada, tan solo 2 minutos (y muy fácil, en agua con un poco de sal). Después solo hay que añadir la salsa boloñesa, y a ¡comer! (si andais muy mal de tiempo siempre podeis usar una salsa hecha, pero mejor fresca).


No hay una única receta de salsa boloñesa (varía algún que otro ingrediente, aunque los imprescindibles son cebolla, carne picada y tomate). Una receta para una boloñesa bastante rica sería esta:

Ajo [a mí me gusta, pero no hay porqué echarlo] (un diente bien picado cada dos personas)
Aceite de oliva
Cebolla (cortada muy fina) (media cebolla, unos 100 g, cada dos personas más o menos)
Carne de ternera y cerdo picada (unos 100 g por persona)
Zanahoria cortada en "brunoise" (en taquitos pequeños) (una cada dos personas más o menos)
[se pone a sofreir en el aceite el ajo, la cebolla y la zanahoria, a fuego suave, sin que se quemen, cuando estén pochadas se añade la carne picada y se rehoga, de nuevo a fuego lento, hasta que se blanquee y dore levemente]

Vino tinto (medio vaso cada dos personas) [se añade al dorarse la carne]
Pimienta [se puede añadir un poco de pimienta a gusto, pero tampoco es imprescindible]

Tomates (bien maduritos y rojitos, si son pera dan muy buen resultado) (2 tomates por persona aprox.) [se pelan y se cortan también muy finos, se añaden cuando el vino se ha evaporado ligeramente, y se sigue rehogando a fuego lento]

Sal (al gusto)

Tiempo total para la salsa: unos 30 minutos.

[Algunas salsas boloñesas llevan también un poco de apio, y hay quien les pone un poco de orégano].

A la salsa boloñesa le queda muy bien un poco de queso rallado (parmesano, por ejemplo) por encima, en el momento de servirla sobre la pasta.

¡Buen provecho!


¡Ah! y aquí el pana cotta (del que tendré que hablar otro día, porque también está buenísimo).



.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...