jueves, 16 de septiembre de 2010

El precio de los Apple

Hace unos días mi amigo Guibuu me pasó un mail con esta imagen (una especie de informe o análisis) en la que se exponen motivos por los que no se debería comprar un ordenador Apple (un Mac, vamos) (creo que pudo salir de aquí). No tengo nada en contra de los productos Apple (de hecho a mí me gustan bastante), y no voy a decirle a nadie que no se compre uno, pero estar informado siempre me parece positivo, así que comparto la imagen con vosotros (podeis hacer click sobre el enlace bajo la imagen para verla en grande y leer los textos que están en inglés).


La verdad es que yo no me había dado cuenta de algunas de las cosas que se exponen en ese "manifiesto", quizás la más relevante sea que, si quieres instalar el sistema operativo macintosh (Mac OS X) en un PC (porque te gusta mucho, porque no quieres Windows ni Linux o por el motivo que sea), puedes hacerlo (no hay ningún problema técnico para ello), eso sí, creo que hoy en día sólo sería posible en plan "pirata" y se conoce como Hackintosh.


La verdad es que técnicamente, los componentes de un Apple y de cualquier otro PC son casi idénticos (o los mismos), sirva un ejemplo: el procesador, un Apple lleva procesadores intel como cualquier PC. Apple, como Hp, o Sony, o Toshiba o cualquier otra marca, fabrican ordenadores, pero los componentes que se montan en el ordenador normalmente son fabricados por otras marcas (por ejemplo Samsung o Kingston para la memoria ram, Western Digital o Seagate para el disco duro, ATI o nVidia para la tarjeta gráfica, etcétera, etcétera) así que un Apple o un PC están igualmente estandarizados.


La otra cuestión que se plantea es el precio tan alto de los ordenadores Apple: de esto yo (y creo que todo el mundo) ya me había dado cuenta. Es cierto que un Apple es muy caro, pero al menos desde mi punto de vista, en ese mayor precio en parte se está pagando por el cuidado diseño (que además normalmente marca tendencia y moda en otras marcas) y la excelente calidad de acabado, y esmero por los detalles, que tienen los productos (por ejemplo hechos de una pieza de aluminio, juntas casi invisibles, etc), además de ciertas optimizaciones, por ejemplo la batería de los portátiles Apple suele tener algo más de autonomía, etc. En ese análisis se compara lo que cobra Apple por un componente (memoria ram, un disco duro, una tarjeta gráfica, etc.) y lo que cuesta ese componente en cualquier distribuidor de informática: desde luego Apple cobra más por lo mismo (a veces duplica, e incluso algo más, el precio normal), añade a los productos un margen comercial muy amplio, porque sí. Hacerse un PC con los mismos componentes, o equivalentes, pero con un "exterior" diferente (sencillito diría yo) sale considerablemente más barato.


Apple no tiene problemas para vender sus productos, y como el mercado es libre, puede pedir por ellos un precio bastante más alto que el de coste, y aún así vende muchísimo, así que, ¿porqué no seguir vendiendo caro e ingresar más dinero? [en fin, el capitalismo es así, para lo bueno y para lo malo]. Lo cierto es que quien se quiera comprar un Apple, sabe que va a comprar un producto muy caro, y valora sobre todo la marca, el diseño, la exclusividad (y lo bonitos y elegantes que son, reconozcámoslo): cada cual que haga lo que quiera con su dinero (pero estando bien informado).

Pagar el doble por algo, sólo por su diseño, es discutible, es más, Apple podría vender sus productos por menos, sin perder diseño ni calidad, y aún así obtendría pingües beneficios (incluso Apple también fabrica en China, no nos engañemos). [Yo, como no me sobra el dinero, no me puedo comprar un Apple, por muy bonitos que me parezcan].





No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...