lunes, 15 de noviembre de 2010

Fabada Asturiana

Como ya sabreis, ayer domingo a Fernando Alonso se le escapó, por sólo 4 puntos, el campeonato del mundo de Fórmula 1 del 2010, debido a una "metedurina" de pata estratégica de la Escudería Ferrari, proclamándose campeón del mundo, cuando ya no se lo esperaba, el alemán Sebastian Vettel. Que le vamos a hacer, unas veces se gana y otras se pierde. 

Para quitarnos el mal sabor de boca, y alegrarnos un poco, no hay nada mejor que darnos un homenaje culinario de los buenos, y que mejor que una buena Fabada asturiana y más aún si está acompañada de una sidrina bien fresca (plato este por cierto, que me atrevería a decir que es más "energizante" que ciertas bebidas energéticas,  ya sabeis lo que se dice en Asturias: "Con fabes y sidrina nun fai falta gasolina").


Vamos con la receta, no es complicada, pero tiene su aquel. Ingredientes:

Alubias blancas, más concretamente Fabas asturianas, y si además son de La Granja (más grandes y mantecosas) todavía mejor que mejor; aproximadamente 100 g por persona [se ponen a remojo en agua fría la noche antes de cocinarlas para que estén unas 12 horas rehidratándose].

Compango, esto es chorizo (asturiano), morcilla (asturiana), lacón y tocino entrevetado (o panceta); aproximadamente un chorizo, una morcilla, 100 g de lacón y unos 50 ó 100 g de tocino o panceta cada dos o tres personas [también se ponen en remojo, en agua templada, la noche antes y así se desala un poco].

Cebolla, normalmente se echa una cebolla entera durante la cocción, que se retira y desecha al terminar.



Las fabas y el compango en echan en una olla y se cubren con agua fría (las piezas de carne van enteras, se trocean al final a la hora de servir). Se ponen a hervir. Una vez que rompe a hervir se baja el fuego y se dejan cocer a fuego lento. Se puede aprovechar este momento para retirar la espuma y la grasa (a gusto). Muy importante, la fabada se debe hacer a fuego lento y sin prisas (según el tipo de olla y la alubia blanca empleada puede llevar fácilmente tres horas).  No se deben remover las fabas para evitar que se rompan, pero se puede menear un poco la olla para que no se peguen al fondo. Cada cierto tiempo se añade un poco de agua fría (unos chorritos): se dice que "se asustan las fabas", con la finalidad de que no les falte agua y no se peguen, y que se cuezan muy despacio. Lo ideal es que "les fabes" queden muy tiernas y mantecosas, pero sin romperse y el caldito más bien espeso.

Azafrán, un par de hebras tostadas, [se añaden a mitad de cocción y a la vez se comprueba la sal, puede que no sea necesario añadir].

Otros ingredientes:
Estos son opcionales, los muy puristas no los incorporan a la que se considera la receta original, pero algunas personas añaden un Hueso de lacón (para darle más saborcito al caldo), un sofrito de Ajo (un par de dientes), Aceite de oliva (una o dos cucharas) y Pimentón (una cucharilla o dos), Perejil (una ramita entera) o Laurel (una o dos hojitas).


Por cierto, la fabada asturiana es plato único. Buen provecho.






No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...