jueves, 29 de abril de 2010

Monte Saint-Michel

Mont Saint-Michel es una comuna (municipio) francesa  en el departamento (provincia) de La Mancha, en la Baja Normandía. El germen originario del pueblo es el islote rocoso (de 960 m de perímetro) y promontorio de 92 m de alto. El islote se encuentra en el estuario del río Couesnon, bañado por las frías aguas del Atlántico. Cuando la marea baja se manifiesta el arenal que rodea al islote y se puede acceder a pie, pero cuando la marea sube, el  agua lo  rodea completamente no pudiendo accederse más que en barco (al menos antiguamente). Esta característica natural le valió ser considerado un lugar idóneo para asentar una fortaleza. La carretera que actualmente llega hasta el pie del monte se construyó en 1880 (sin embargo está favoreciendo que se acumule más arena alrededor del islote y se está estudiando sustituirla por un puente que no obstaculice las corrientes de la bahía).








En lo alto del promontorio se alza una magnífica abadía gótica finalizada en el siglo XIII. En lo alto de la torre de la iglesia se eleva hasta los 170 m una estatua del arcángel San Miguel. Los orígenes de la actual abadía, se remontan probablemente al siglo VIII, si bien se sabe que este islote fue ya lugar de culto para los pueblos druidas prerrománicos.  Desde 1979 es patrimonio de la humanidad de la UNESCO (referencia 1), (referencia 2).






Quizás lo más destacado sea el buen estado de conservación no sólo de la iglesia y de la abadía, sino de las casas que surgieron en torno a esta y formaron el antiguo pueblo. Es un reducto de arquitectura medieval casi inalterado, que parece haber viajado en el tiempo hasta nuestros días.


















Mont Saint-Michel, Mike Oldfield, Voyager (1997)




.


martes, 27 de abril de 2010

Glee


Vaya, vaya, vaya, menudo descubrimiento ha sido la serie norteamericana Glee que neox ha estado emitiendo las últimas semanas (los lunes a las 22.00h, doble episodio). Se han hartado de poner promociones de la serie a todas horas (en Antena 3, neox y nova) y debo reconocer que tanta publicidad captó en parte mi atención. Y es que la Fox (la cadena de la que parte esta producción) no suele tener malas series, y además ha ganado el Globo de Oro a la mejor serie-comedia o musical del 2009 y el premio del Sindicato de actores de USA al mejor reparto de televisión-comedia. Y por si esto no fuera poco la banda sonora ha tenido un éxito enorme (referencia).


Sin embargo cuando ví el piloto (y debo de reconocer que lo ví a medias) me pareció lo que parecía que era: otra serie adolescente de chicos guapos y chicas guapas en un instituto sin mucho más. Dejé pasar varias semanas sin prestarle más atención. No se aún muy bien como decidí darle otra oportunidad, creo que fue casual, me puse a cenar viendo la tele y ahí estaba, y vaya, ¡resulta que no sonaba nada mal!. Sí, de los jaleos, venturas y desventuras que se traían los personajes no me enteraba, pero las canciones estaban muy bien. Anoche emitieron los tres últimos episodios de la primera mitad de la primera temporada (13 episodios de un total de 22). El episodio número 14 se estrenó en USA el 13 de Abril (huele aún a recién horneado y es probable que estén doblándolo al castellano todavía).



Glee es una serie comedia-musical creada por Ryan Murphy (que además selecciona las canciones), Brad Falchuk e Ian Brennan. Está protagonizada por unos jóvenes actores y actrices que demuestran no cantar nada mal (incluso algunos destacan por cantar más que bien). Y lo más entretenido de la serie es la selección musical con la que nos sorprenden cada día, con versiones de grandes canciones desde los años 60 hasta ayer mismo, de pop, rock, cine y musicales. La selección es francamente buena, y no deja de ser un homenaje a los grandes artistas y las mejores películas musicales de Hollywood y obras teatrales musicales de Broadway. El espectáculo del episodio número 13 de la actriz Lea Michele (la guapísima chica morena de la foto sobre estas líneas) cantando más que dignamente "Don't rain on my parade" de Barbra Streisand en el musical y más tarde película hollywoodiense de Willy Wyler, Funny Girl (de 1968), fue fráncamente emocionante.


Si no habies visto la película, vedla cuando tengais ocasión, no sólo por la música, sino  también por la bella fotografía con la que se rodó. Os dejo con un vídeo de la escena en la que Barbra Streisand canta la canción. Por cierto, Streisand se llevó el Óscar a mejor actriz ese año (referencia).




Es una pena que no haya encontrado ningún vídeo de la escena de la serie Glee en la que Lea Michele canta esta canción (por lo visto por cuestiones de derechos de autor y copyrights), esto es lo único que puedo poner (la canción sin más).




Y no sólo se atreven con musicales, os dejo con algunas otras canciones de la serie, y mejor las escuchais vosotros mismos:

"I'll stand by you"
(The Pretenders, del album Last of the independents, 1994)




"Crush"
(Jennifer Paige, 1998)




"Defying gravity"
(Del musical Wicked, 2003)




"Sweet Caroline"
(Neil Diamond, 1969, y versionada por muchos otros desde entonces)





"Papa don't preach"
(Madonna, del álbum True Blue, 1986)




"Endless love"
(Diana Ross y Lionel Richie, 1981)




"And I am telling you I'm not going"
(Del musical de 1982 Dreamgirls, película de 2006)




Y para terminar aquí teneis la canción de la cabecera de la serie (la melodía tiene que sonaros, sobre todo por la de veces que la pone Antena 3 durante la publi para promocionar la serie).

"Don't stop believin"





Y como me sonaba mucho, mucho, mucho (y en esta serie todo son versiones como ya os he dicho antes) aquí teneis "la original" de la banda de rock progresivo Journey creada en 1973. La canción "Don't stop believin" es del album Escape del año 1981, está cantada por el vocalista Steve Perry (referencia).









sábado, 24 de abril de 2010

Gasóleo sin azufre

Cuando se habla de tipos de gasóleo no hay que confundir los tres tipos identificados con las letras A, B y C que se venden en España, con los tipos de gasóleo según su contenido en azufre. Otro tema a parte es el del biodiésel (que es un biocarburante de origen vegetal, aunque para usarse en los motores convencionales sin requerir modificaciones, se emplea una mezcla donde el 20% es biodiésel y el 80% diésel de petróleo), que no voy a tratar hoy.

La identificación A, B o C sólo tiene que ver con una cuestión impositiva: las especificaciones energéticas del gasóleo son las mismas (y están definidas por normativa), pero no es igual la carga de impuestos que se aplica a cada uno. Además del correspondiente IVA (16%, 18% a partir del 1 de julio), se aplica el impuesto especial sobre hidrocarburos. Simplemente para diferenciarlos a simple vista, el color de cada gasóleo es diferente porque se añaden colorantes para ello. El gasóleo A es el ordinario para automóviles de carretera, es el más caro porque tiene un impuesto más alto. El gasóleo B se utiliza para maquinaria agrícola y de obras públicas, mientras que el gasóleo C se utiliza para calefacción; estos dos son más baratos porque tienen un impuesto más bajo.

Otra cuestión diferente es el contenido en azufre del gasóleo (o de la gasolina). Atendiendo a esta cuestión se puede hablar de gasóleo normal (hasta 350 ppm de azufre, o sea 350 mg/Kg), gasóleo de bajo contenido en azufre (hasta 50 ppm de azufre), gasóleo de ultra bajo contenido en azufre (hasta 15 ppm, en Europa no se comercializa) y gasóleo sin azufre (con un contenido de azufre inferior a 10 ppm, o lo que es lo mismo, inferior a 10 mg por cada kilo de combustible).

El azufre se desprende al aire después de la combustión del combustible en forma de óxidos de azufre principalmente.  Es uno de los principales contaminantes del aire de nuestras ciudades, y además de ser nocivo para la salud es causante de la lluvia ácida. De la combustión también se desprenden al aire otros contaminantes como CO, hidrocarburos no quemados, óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión (el humo negro). Sobre la emisión de partículas (y los filtros antipartículas diésel) hablaré en otra entrada, de todos modos, muy resumidamente, hay que decir que la emisión de partículas "PM" de un coche diésel se reduce aproximadamente un 90% (incluso un poco más) al equipar un filtro de partículas, si el filtro es además de urea se reduce considerablemente la emisión de óxidos de nitrógeno.

Desde hace unos años se pueden encontrar en casi todas las gasolineras dos tipos de gasóleo, uno "barato" y otro "caro". Al principio (aproximadamente finales del año 2003 principios del 2004) se trataba de gasóleo normal y gasóleo de bajo contenido en azufre. A partir de enero de 2005 (por la directiva europea 2003/17/CE) (referencia), (directiva), tenían que poder encontrarse en las gasolineras combustibles sin azufre, por lo que la dualidad en las gasolineras entre el barato y el caro cambió a gasóleo de bajo contenido en azufre y gasóleo sin azufre.

Un ejemplo, en las gasolineras de Repsol, Campsa y Petronor la dualidad era diésel e+ (bajo contenido en azufre) y diésel e+10 (sin azufre). Esto también es así en Cepsa, BP, Shell, ... (aunque cada marca haya ido incorporando sus nuevos gasóleos, cada cual con diferentes nombres, en diferentes fechas).

La elección entre las dos opciones era clara, la opción más cara (unos 5 ó 6 céntimos más por litro) no tenía  azufre (además de tener ciertas características técnicas superiores para el motor según los fabricantes del combustible). Es decir, el caro era algo menos contaminante. Lo mismo sucedía con las gasolinas ("la barata" de 95 octanos, "la cara" de 98 octanos y sin azufre) (referencia 2005).

Por internet se han difundido rumores y presuntos testimonios de conductores que aseguran que repostar un combustible sin azufre es malo para el motor y que produce averías en el mismo. No he encontrado ningún documento fidedigno que muestre estadísticamente, que un gasóleo sin azufre dañe el motor o provoque más averías que uno con azufre. Son sólo rumores y leyendas poco o nada fundadas, que sobre todo propagan personas con poco o ningún conocimiento técnico al respecto. Las características de lubricidad, anticorrosión, viscosidad, etcétera del combustible vienen definidas por normativa; fabricantes de automóviles y fabricantes de combustibles se tienen que adaptar a ella. Es más, en las versiones "caras" del combustible se incorporan aditivos que mejoran la protección, limpieza  y cuidado del motor.

Sin embargo desde el 1 de enero de 2009, obligatoriamente por la directiva antes citada, todos los combustibles que se vendan en Europa tienen que ser del tipo "sin azufre", tanto gasóleo, como gasolina. Es decir, la diferencia entre la opción barata y la cara ya no es tanta como antes, ahora ambas ya no tienen azufre, y la diferencia de precio ya sólo se justifica por las ventajas que pueden aportar al motor las superiores características técnicas del combustible (referencia 1), (referencia 2).

En cualquier marca, con ligeras diferencias, pero al final muy parecidos, las ventajas que "la opción cara" puede aportarnos, según los fabricantes son las siguientes: número de cetano superior (o número de octano superior en la gasolina) lo que se traduce en menos ruido de motor, y varios aditivos: antioxidantes, detergentes, antiespumantes y odorantes. Estos aditivos conservan las partes del motor más limpias y en mejor estado (con menos corrosión), por lo que la inyección del combustible en la cámara será siempre lo más eficiente posible (no habrá inyectores sucios que inyecten con menos presión o dispersando peor el combustible) y por tanto, según los fabricantes, se mejora el rendimiento del motor. Varía entre unos y otros, pero vienen a indicar que con estos combustibles "caros" se puede consumir un poco menos (entre un 3 y un 6% menos, lo que puede ser algo así como 0,2 l/100Km) y otros hablan de que se puede tener un poco más de potencia (entre un 3 y un 8% más). Además como el motor funcionará algo más eficientemente, y consumirá algo menos, también se reducirán algo las emisiones contaminantes (referencia cepsa), (referencia bp 1), (referencia bp 2), (referencia repsol), (referencia shell). Esto mismo viene a decirse de las gasolinas (ejemplo).

Sería de agradecer que todos los fabricantes de combustibles pusieran tan fácilmente a disposición de los consumidores como lo hace cepsa (se puede descargar un pdf con los datos) las características técnicas de sus combustibles, para poder comparar y poder elegir entre ellos el que pueda ser algo mejor.

A elección de cada cual está el repostar uno u otro (caro o barato), por lo menos ninguno tiene ya azufre.









Mushroom AHU, Sungi kim

Sungi, kim (surcoreano, recientemente graduado en diseño industrial por la Universidad de Seúl en 2010) y Hyunji, cho (sin referencias) diseñaron en 2009 este prototipo de unidad exterior  (compresor o condensador) para aire acondicionado  tipo "split". AHU no significa otra cosa más que Air Handling Unit. Cansados de unidades cuadradas y anodinas decidieron proponer una unidad igualmente funcional pero mucho más "amigable", simpática y "verde", con forma de champiñón. En las terrazas y cubiertas transitables, donde se coloquen a la vista los compresores, puede ser mucho más agradable a la vista encontrarse con elementos como estos. De todos modos me temo que este tipo de unidad no podría utilizarse para sustituir aquellos compresores que se colocan suspendidos directamente de la fachada.





Este joven diseñador no se está quieto y en 2009 también diseñó un sistema de balizamiento de carreteras muy novedoso llamado Zerokill. La finalidad de este sistema de balizamiento no es es sólo marcar cláramente el borde de la calzada, sino reducir también los accidentes por atropello de animales  por las noches.


Cada baliza tiene 110 cm de alto y posee captafaros que reflejan la luz de los faros de los automóviles, con la novedad de que no sólo la reflejan para ser vista por los conductores desde la calzada, sino que mediante un ingenioso diseño curvo reflejan la luz hacia los laterales, y en concreto hacia las cunetas, de modo que alertan (y asustan) a los animales. Pero además en la parte superior de la baliza hay un pequeño panel fotovoltaico y en el interior del cuerpo de la baliza una pequeña batería se recarga durante el día con la luz solar. Las balizas tienen un sistema de leds de color ámbar asociados a unos sensores de rayos infrarrojos; en caso de detectar la presencia de un animal en las proximidades, los leds se encienden parpadeando  para informar al conductor del peligro y que pueda así reducir la velocidad y no tener ningún percance con el animal. Este diseño le valió el premio de diseño reddot en el año 2009.








Por último os muestro el trabajo de fin de carrera de Sungi kim, un  pequeño andamio telescópico individual plegable llamado Worx. Recogido es una caja con ruedas y asa, fácilmente transportable. En el vídeo del canal de vimeo de Sungi kim podeis ver más cosas.







jueves, 22 de abril de 2010

Déficit, deuda, IVA, PIB ...

En estos tiempos de crisis que nos tocan pasar, leémos y oímos por todas partes (prensa, televisión, radio ...) diversos "palabros" y conceptos económicos, las más de las veces bastante liosos para los que no somos profesionales de la economía.

Uno de los que más se oyen últimamente es el de déficit (referido a déficit público o también llamado déficit presupuestario), entre otras cosas porque con la crisis se ha elevado el déficit de España muy rápido. En pocas palabras: el déficit es la situación de las cuentas del Estado (gobierno central + comunidades autónomas + municipios) en la que los gastos son mayores que los ingresos.

El déficit se expresa como un ratio sobre el PIB. Hace unos años en España las cuentas del Estado tenían súperavit (o sea, justamente lo opuesto a déficit, es decir, que los ingresos eran mayores que los gastos). En 2007 había un súperavit del 2,2% del PIB (referencia). En cambio en 2009 las cuentas del Estado se cerraron con un déficit del 11,2% del PIB (referencia eurostat).

El PIB es el Producto Interior Bruto, es decir, el valor monetario total de la producción corriente de bienes y servicios de un país durante un período (normalmente durante un año, o trimestre); para que nos entendamos es algo así como la cantidad de dinero o riqueza que genera un país al fabricar o vender cosas (referencia).

El PIB se puede expresar por una cantidad de millones de euros (por ejemplo, según Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, el PIB nomimal de España en 2009 fue de algo más de 1,1 billones de euros)(referencia), o por la variación porcentual respecto al año anterior. Cuando la variación de un año a otro es un porcentaje positivo eso indica que "se ha conseguido" más dinero y por tanto la economía del país "va bien" y crece, mientras que cuando la variación es negativa significa que "se ha conseguido" menos dinero y la economía "no va tan bien" y decrece (o sea, que se está en crisis, esto es dos o más trimestres consecutivos en negativo) (referencia). Por ejemplo, según datos del INE (el Instituto Nacional de Estadística) la variación del PIB de España en 2007 fue del +3,6% ("crecimiento") mientras que en 2009 fue del -3,6% ("crisis") (referencia),(referencia trimestral).


La deuda (referida a deuda pública) es la cantidad de dinero que el Estado debe a particulares (o empresas, por ejemplo bancos) o a otros países. El Estado contrae la obligación de devolver la cantidad de dinero prestada en un determinado plazo de tiempo y pagando un determinado interés (referencia). La deuda puede expresarse como una cantidad total de millones de euros y también como un ratio sobre el PIB. Por ejemplo, la deuda de España en 2007 era el 36,2% del PIB,  en 2009 había subido al 55,2%  (Italia, por ejemplo cerró el 2009 con una deuda del 115,8%) y se prevé que en 2012 suba al 74,3% (referencia 1), (referencia 2), (referencia 3), (referencia 4). Dentro de lo que cabe, España ni tiene el déficit más alto de la Unión Europea, ni tiene la deuda mayor.

Un ejemplo muy cercano: si pensamos en una familia, la deuda sería la hipoteca (y otros créditos si los tuviera), o sea, el dinero que debe; mientras que el déficit serían los números rojos en la cuenta corriente (o sea, que el sueldo no llega para pagar tantos gastos, facturas, la letra de la hipoteca, etc.). En pocas palabras, tener déficit no es algo bueno (sobre todo si es un déficit grande y prolongando) y endeudarse demasiado tampoco (aunque tampoco pasa nada por tener deudas en cantidad razonable si se pueden ir pagando sin problemas). Todos los economistas están de acuerdo en que hay que reducir el déficit sí o sí.

Una de las consecuencias de tener un déficit elevado es que el Estado tiene que pagar un interés más alto por el dinero que le prestan, porque quienes prestan el dinero tienen menos seguridad en que se les pueda devolver. Es por esto que el Estado tiene que tomar medidas para reducir el déficit (y en un plazo más largo reducir también la deuda). Las medidas que se pueden tomar para reducir el déficit son a priori de lógica (pensemos en el ejemplo de la familia) hay que reducir los gastos o hay que intentar ingresar más dinero (o las dos cosas a la vez).

En el caso del Gobierno de España actual se ha optado por las dos medidas a la vez. Por un lado recortar el gasto público (en 4 años, entre 2010 y 2013 hay que reducir el déficit al 3%, y el Gobierno intentará recortar gasto en 50.000 millones de euros, de los cuales 40.000 corresponden al gobierno central y los otros 10.000 a las comunidades autónomas y municipios). En esta cuestión los economistas, con un punto de vista u otro, están de acuerdo, hay que gastar menos (porque se tiene menos dinero). También es cierto que a la hora de recortar gasto hay que hacerlo con cuidado para no retirar demasiado pronto partidas económicas que puedan servir de ayuda en la recuperación económica.

Por otro lado el Gobierno intentará ingresar más dinero en las arcas del Estado (en esto los economistas también están de acuerdo) y ha optado por subir ciertos impuestos, entre ellos el IVA (además se elimina la deducción de 400 euros del IRPF, o sea el impuesto sobre la rentas del trabajo, y las rentas del ahorro tributarán un poco más). Aquí es donde los economistas con un punto de vista u otro no se ponen de acuerdo: a priori (y teóricamente) esta subida de impuestos permitiría ingresar casi 10.000 millones de euros más al año, sin embargo algunos economistas piensan que subir los impuestos, y en concreto subir el IVA, supondrá un descenso en el consumo (al costar un poco más caras las cosas) y por tanto no ayudará a superar la crisis (y además si se consume menos el aumento en los ingresos puede ser menor que el esperado) (referencia 1), (referencia 2). De hecho esos mismos economistas sostienen que puede ser más interesante bajar los impuestos para así intentar reactivar el consumo y reactivar la economía. Veremos que pasa.

El IVA es el Impuesto sobre el Valor Añadido, es un impuesto indirecto (frente al impuesto directo que sería el impuesto sobre las rentas del trabajo, o IRPF, que cada persona debe pagar directamente a Hacienda, de acuerdo a su nivel de ingresos); se dice indirecto porque el consumidor final de un bien se lo paga al vendedor, y será el vendedor el que luego se lo pagará a Hacienda (referencia).

En España hay tres tipos de IVA:

IVA general, actualmente es el 16%, y a partir del 1 de julio de este año pasará a ser el 18%. Este se aplica por ejemplo a un disco, un ordenador, ropa, calzado, electrodomésticos (lavadora, televisor, ...), herramientas, un coche, etc.

IVA reducido, actualmente es el 7%, y a partir del 1 julio de este año pasará a ser el 8%. Este se aplica básicamente a alimentos, productos sanitarios, transporte de viajeros, hostelería, vivienda, servicios para agricultura o ganadería (veterinario), servicios de recogida de basuras, entradas (cine, teatro, ....), etc. A partir del 1 de julio se aplicaría este IVA a la rehabilitación de viviendas (actualmente es el 16%).

IVA súperreducido, es el 4% y no cambia. Este se aplica a alimentos muy básicos (pan,  harina, leche, queso, huevos, frutas, verduras, hortalizas, legumbres), libros, periódicos, medicamentos, ciertas viviendas de protección oficial, etc.

Podeis ver las tasas de IVA de los países europeos aquí, (por ejemplo en Alemania el IVA general es el 19% y el reducido es el 7%, no hay súperreducido).


Veamos varios ejemplos de  como puede cambiar el precio de un producto con la subida del IVA:

El pan o las verduras no subirán. Un kilo de pollo, que ahora puede costar 2,50 euros (sin el 7% de iva serían 2,34 euros aprox.), pasaría a costar 2,53 euros el kilo. Un  "bonobús" de 10 viajes que ahora cuesta 9 euros (metrobús Madrid) (sin el 7% de iva serían 8,42 euros), pasaría a costar 9,09 euros.

Una videoconsola portátil de 150 euros (sin el 16% de iva serían 129,3 euros), pasaría a costar 152,6 euros. Un televisor LCD de 32" que ahora cuesta 600 euros (sin el 16% de iva serían 517,3 euros aprox.), pasaría a costar 610,4 euros. Un coche de 18.000 euros (sin el 16% de iva serían 15.518 euros), pasaría a costar  18.311,24 euros.

Objetivamente lo cierto es que los precios subirán un poco, aunque no mucho, esperemos que no se dañe el consumo y que la economía vaya mejorando.





lunes, 19 de abril de 2010

KIA ceed

Aunque en España no hace tantos años que se venden coches de la marca surcoreana KIA (desde mediados de los años 90 aproximadamente) es una empresa industrial fundada en 1944 que empezó a fabricar automóviles en los años 50. En los años 80 fabricó turismos para otras marcas (Ford y Mazda). En 1998 fue comprada por otra empresa surcoreana fabricante de automóviles, Hyundai (referencia).

Hace unos días he podido conocer el nuevo KIA Ceed (modelo 2010) y la verdad es que me ha sorprendido muy gratamente. He corroborado así lo que ya había leído en diferentes publicaciones que hablaban bastante bien del coche. No me esperaba tanta calidad a ese precio ni en esta marca. Y es que KIA no es una marca muy popular en España, donde estamos muy acostumbrados a nuestras marcas europeas (Renault, Citroen, Peugeot, Fiat, Seat, Opel, Volkswagen, ... y Ford, aunque sea americana).


El Ceed es un coche compacto, de 5 puertas, de 4,26 m de longitud (es decir, compite con el Ford Focus, el Renault Megane, el Opel Astra, el Volkswagen Golf ...). Mide 1,79 m de ancho y 1,48 m de alto, el maletero tiene una capacidad de 340 l. Se fabrica en Eslovaquia. El interior es espacioso (incluso detrás) y los asientos son cómodos. Lo que más que sorprendió fue el acabado interior: la verdad es que da sensación de mucha calidad, los plásticos tienen buen aspecto (el salpicadero está acolchado) y las piezas están bien ajustadas y rematadas.



Probablemente la versión más recomendable sea el motor diésel 1.6 CRDi 115 CV , 255 Nm de par (diésel de inyección directa por conducto común) y el acabado Active Eco-Dynamics. El acabado Active incluye un equipamiento muy completo (con airbags frontales, laterales y de cortina, climatizador bizona, regulador de velocidad, control de estabilidad, llantas de aleación de 16", faros antiniebla, mandos al volante, radio CD mp3, bluetooth, además de todo lo habitual ...). La versión eco-dynamics además consume menos que una versión normal, entre otras cosas (por ejemplo sistema de regeneración de la energía de frenado) porque incorpora un sistema de parada y arranque automático del motor en las detenciones, la verdad es que funciona muy bien, es rápido y  no es brusco. Tiene un consumo mixto de 4,4 l/100Km, lo que es bastante poco (aunque un Volkswagen Golf 1.6 TDI 105 CV Bluemotion Tech consume 4,1 l/100Km y un Seat León 1.6 TDI 105 CV Ecomotive consume 3,8 l/100Km). El motor no hace mucho ruido (y tampoco se notan muchas vibraciones en el interior), responde bien, es suave y progresivo.




El comportamiento del coche es muy bueno, la suspensión no es dura, los baches se notan poco, pero sin embargo el coche pisa muy firme y se balancea poco, de nuevo se tiene una buena sensación de seguridad y estabilidad. Puede ser cuestión de gustos, pero la dirección asistida es quizás demasiado suave (aunque yo también la noto muy suave en varios Renault). Y en cuanto a seguridad en caso de accidente, tiene 5 estrellas EuroNCAP


Y el precio también me sorprendió, el modelo descrito cuesta poco más de 17.000 euros (con descuento del fabricante incluído, pero sin incluir el Plan 2000E) esto es, por ejemplo, lo que cuesta un Clio, pero siendo un coche más grande, y  cuesta menos que un Megane, un Astra  o un Focus y bastante menos que un Golf (unos 4000 euros menos, aunque el tacto y agrado de conducción de un Golf sigue siendo estupendo). Tiene calidad para no avergonzarse al ser comparado con ningún modelo de las marcas generalistas a las que estamos acostumbrados. También hay una versión ranchera (Ceed SportyWagon), algo más cara (unos 1000 euros más), y una versión de tres puertas, con aspecto exterior ligeramente diferente (Pro Ceed) algo más barata (no llega a 16.000 euros, y que también dispone del sistema Eco-Dynamics). El KIA Ceed tiene muy buena relación calidad/precio y no parece tener defectos destacables, además tiene 7 años de garantía (150.000 Km). Creo que es un coche muy recomendable para quien no quiera gastarse mucho dinero (y no por ello tener un coche "sencillito y económico" al que tampoco se le puede pedir mucho).






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...