viernes, 19 de marzo de 2010

Pollo a la Pantoja

No, no voy a hablar de folclóricas españolas ni de cotilleos de la prensa del corazón.  Sin embargo hacía tiempo que había oído hablar de un "presunto" pollo a la Pantoja, al principio pensé que era simplemente una broma. La verdad es que volví a oir a hablar de ese plato varias veces más, así que decidí investigar por internet cuán real era el presunto plato, y al final encontré la receta, lo preparé, y reconozco que me gustó bastante. Y es que, según parece, en los tiempos en los que la susodicha regentaba un restaurante en Fuengirola,  el pollo a la Pantoja era el plato estrella del menú.


Estos son los ingredientes:

Ajo, 3 ó 4 dientes
1/2 Cebolla
1 Puerro
1/2 Pimiento verde (y si quereis podeis echarle un poquito de pimiento rojo también)
4 ó 5 Tomates (rojitos)

Aceite de oliva (virgen extra mejor)
Sal
Harina de trigo (para rebozar el pollo)

Pollo sin piel (se puede utilizar un pollo entero troceado, o simplemente muslos y contramuslos si lo preferís)

Pimienta negra (en grano)
Cayena

Romero (el equivalente a una ramita)
Tomillo (el equivalente a una ramita)
Laurel (un par de hojas)

1 Cerveza rubia (por ejemplo un bote de 33 cl)
Caldo de pollo (para cubrir el guiso)


Hay que tener presente que esta receta es un poco picante (por la pimienta y cayena que lleva) y esa es parte de la gracia de este plato. De todos modos, la pimienta podeis echarla a vuestro gusto, de modo que podeis echar más o menos según querais un plato picante y atrevido o uno más suave y sosegado.

Un acompañamiento estupendo para este plato, sobre todo teniendo en cuenta que es un plato de salsa abundante, serían unas patatas fritas en cuadrados gruesos (y quien quiera puede ponerlas cocidas) o arroz blanco. 


Veamos resumidamente los pasos de la receta:

Cogemos los trozos de pollo sin piel y los salamos al gusto. Los rebozamos en harina y a continuación los freímos ligeramente en una sartén con aceite de oliva. Retiramos el pollo de la sartén y lo dejamos a la espera en una olla plana para guisos. Le añadimos el romero, el tomillo y el laurel.

Volvemos a la sartén en la que freímos el pollo (si vemos que hay mucho aceite retiramos parte). Echamos ajo, cebolla, puerro y pimiento verde, todo troceado, y lo sofreímos. Cuando se hayan pochado un poco, añadimos unos granos de pimienta negra y de cayena y la cerveza. Rehogamos ligeramente. Finalmente añadimos los tomates troceados y dejamos que se pochen con el resto del sofrito.

La salsa tiene que quedar fina, así que lo recomendable es pasarla por un chino para deshacernos de las pieles de los tomates y del pimiento y de los granos de pimienta y cayena. Si no tenemos un chino podemos utilizar una batidora, la salsa quedará más triturada y fina. Cuidado, si la vais a triturar con la batidora retirar antes todos los granos de pimienta y cayena si no quereis que pique de verdad.

Ahora es cuando ya podemos añadir la salsa al pollo (que estaba esperándonos con el romero, el tomillo y el laurel), terminamos de cubrir con el caldo de pollo, comprobamos la sal y dejamos cocer un ratito más a fuego lento hasta que el pollo esté en su punto (una media hora aproximadamente, si es pollo de corral un poquito más).

Tiempo total de preparación: entre 1 hora y 1 h 15 min aprox.



Encontré la receta en el blog de cocina Mercado Calabajío.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...