sábado, 12 de diciembre de 2009

Renovación de ventanas

Una buena estrategia para ahorrar energía (y después de unos años de amortización de la inversión inicial, ahorrar también dinero en calefacción) así como para contaminar y emitir menos CO2, es mejorar el aislamiento térmico de nuestras casas sustituyendo las ventanas y los vidrios por otros más aislantes. A través de una "ventana mala" se pierde la mayor parte del calor de nuestras casas en invierno. Pero mejorar las ventanas no sólo ayuda en invierno, también hará que entre menos calor en verano y ahorremos en aire acondicionado.

El próximo 31de diciembre finalizará el plazo de solicitud de las ayudas para la renovación de ventanas y acristalamientos del Plan Renove de Ventanas de la Comunidad de Madrid, enmarcado en el Plan de Acción 2008-2012 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética del Gobierno de España, coordinado a nivel nacional por el IDAE. Todas las Comunidades Autónomas tienen su respectivo plan. Este en concreto se inició el 1 de enero de 2008.

El descuento correspondiente se lo realizará directamente el instalador de las nuevas ventanas o cristales, siempre que no se hayan agotado los fondos del plan.

Ya que el Plan de Acción para ahorro de energía del Estado no termina hasta 2012, es probable que una vez finalizado el plazo del actual plan renove se prepare uno nuevo (pero aún no se sabe nada).
ACTUALIZACIÓN: Se ha prorrogado el plan renove hasta el 15 de octubre de 2011.

Las ayudas se pueden solicitar cuando se cambien los cristales, los cristales y las ventanas (es decir la carpintería) o se coloquen dobles ventanas.


Los nuevos vidrios tienen que ser doble acristalamiento aislante térmico reforzado (también llamado bajo emisivo) con un valor de transmitancia térmica U igual o inferior a 2,1 W/m2K. Hay que prestar atención en que no vale un doble acristalamiento convencional. Las carpinterías tienen que tener un valor de transmitancia igual o inferior a 4 (es decir, serán de madera, pvc o aluminio con rotura de puente térmico de al menos 4 mm).


Es imprescindible que la superficie de vidrio sustituida (o de doble ventana instalada), no contando la superficie correspondiente a marcos, sea de al menos 3 m2 por actuación.

Si se sustituye sólo el vidrio, la ayuda es de 24 euros por cada m2 de doble acristalamiento instalado. Si se sustituyen vidrio y carpintería, la ayuda es de 110 euros por cada m2 de doble acristalamiento instalado. El descuento no podrá superar los 10.000 euros por cada vivienda ni superar el 30% del coste total de la instalación.

Para saber qué instaladores se han adherido al plan renove o para ver qué tipo de acristalamientos entran dentro del plan se puede consultar la siguiente página web.






No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...